Lentejuelas, fiestas Navideñas y microplásticos

¿Es este un fenómeno reciente? Tal vez no. Cuando se abrió la tumba del Rey Tut en 1922, las prendas del interior estaban adornadas con discos circulares de oro de 3.000 años de antigüedad. Aunque es probable que no estuvieran relacionados con una fiesta de Navidad, parece que el estilo ha existido durante algún tiempo. Este descubrimiento desencadenó una ola de lentejuelas (hechas de metal) en los vestidos a lo largo de la década de 1920. Estos eran pesados de usar, por lo que durante un corto tiempo fueron reemplazados por una alternativa de gelatina, obstaculizada solo por su tendencia a derretirse contra el calor corporal. No fue hasta la década de 1950 que las lentejuelas de plástico se hicieron ampliamente disponibles. Desde los disfraces de la gira Ziggy Stardust de David Bowie hasta el código de vestimenta de Studio 54, las lentejuelas siguen siendo un símbolo de fiesta y glamour.

 

¿POR QUÉ EN LA TEMPORADA DE NAVIDEÑA?

 

A través de muchas búsquedas en Google, todavía no puedo entender por qué nos ponemos este tipo de prendas para cada fiesta y celebración de año nuevo.

Al igual que los "ugly sweaters" y los disfraces de Halloween, no tiene nada de malo en tener una época del año en el que haya una forma divertida de vestirse. Sin embargo, es nuestra responsabilidad lo que le pasa a esas prendas después de usarlas para que no estén por partes flotando en el océano.

La MITAD de las mujeres jóvenes (entre 18 y 25 años) se sienten presionadas a usar un atuendo diferente cada vez que salen.

Esta temporada de fiestas, las mujeres británicas comprarán 33 millones de prendas y accesorios con lentejuelas a un costo de £ 415 millones. ¿Y después de que termine la fiesta? En la investigación, de 2.000 mujeres de entre 18 y 55 años, se descubrió que la mitad de los encuestados dejan los artículos en la parte trasera de su closet por años sin volverse a usar. 

 

¿QUÉ PODEMOS HACER? 

 

 

Según los números, hemos producido suficientes prendas con lentejuelas para nunca tener que comprar nuevas. Puedes:

 

1) SEGUNDA MANO: Teniendo en cuenta que las tiendas de segunda mano están llenas hasta el borde con estos estilos en días festivos probablemente encuentres a tu disposición en diferentes tallas, colores y sabores. 

 

2) INTERCAMBIAR: ¿Tú y todos tus amigos se vistieron para Año Nuevo y Navidad el año pasado con bonitos vestidos de lentejuelas? ¿Por qué no intercambiar? 

 

3) REUSAR: Según el estudio de Oxfam, el 70% de los encuestados dijo que compraría alguna prenda nueva con lentejuelas para usar, a pesar de que ya tenía ropa de fiesta con lentejuelas a su disposición. 

 

4) ACABEMOS con las lentejuelas por completo (incluso las lentejuelas de segunda mano arrojarán microplásticos donde quiera que vaya) Ilumina el cuarto con tu personalidad y no con microplásticos. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Trucos para que tu ropa usada quede como nueva

May 2, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts