Cómo me volví Permutera

August 15, 2017

 Verde Permuta: la nueva manera de ir de shopping.

Por: Tabatha Castellano

 

Cuando me llegó una invitación a un intercambio de ropa, la verdad no sabía que esperar. El correo era claro y conciso: escoge 10 prendas de tu closet que ya no uses, regístrate en nuestra página de internet verdepermuta.com, entrega tus prendas en el punto de recolección que prefieras, paga tu cuota y listo.

Les voy a ser honestos, no me convencía mucho la idea de intercambiar mi ropa. ¿Cómo sabía si la ropa por la que estaba intercambiando iba a estar a la altura de la mía? Estaba corta de dinero, según yo me convenía mucho más venderla. Me metí a la página a investigar y vi un video que la verdad me dejó muda: la industria de la moda no sólo es la segunda más contaminante del planeta; sino que, también se estima que es responsable por el 20% de la contaminación del agua. Ahora sí que me quedé impactada del impacto…

Me encanta irme de compras y, por mi situación económica, no era la mejor opción en el momento; así que, decidí intentarlo. Buscando en mi closet me di cuenta de la cantidad de ropa que tengo y casi no uso. Saqué muchísima ropa y me llevé la sorpresa de que algunas de mis “increíbles” prendas, esas que según yo no iba a poder intercambiar por que no encontraría otras a la altura, no pasaron el filtro de calidad. Resulta que hay un proceso de curaduría de ropa: si las prendas no están a la altura no entran al intercambio. Esto tiene que ver con dos cosas:

  1. Estado de la prenda: debe estar en perfectas condiciones. Que no se vea muy usada, con bolitas, manchada o rota.

  2. Estilo: se fijan que sea una prenda que otra persona le vaya a gustar 
    y en cuanto a marcas se fijan en la calidad de los materiales y la hechura.

La ropa que entregas debe de estar en las mejores condiciones y las que no pasan el filtro pueden ser donadas a varias fundaciones o te las devuelven. La verdad después de ver mi closet tan depurado, las doné y hasta me sentí mejor. Hoy en día la industria textil produce más de 150 mil millones de prendas al año: son dos prendas de ropa por persona a nivel mundial.

 

 

 

 

 

Recibí un segundo correo avisándome la fecha y lugar del intercambio. First-come, first-served. Pensé que sería una de esas locuras tipo el Buen Fin, dónde tienes que luchar a puño cerrado por las prendas que quieres, pero la verdad fue una experiencia muy civilizada. Las personas toman tres prendas, se las prueban y si les gustan las guardan en una bolsa, si no, las regresan y ya. Al final me lleve unos tennis demasiado chidos, unos cuantos collares, una chamarra de Adidas y un saco de vestir. La verdad me fue mucho mejor que ir al centro comercial y me salió en 350 varos con todo y una chela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La verdad es que si les gusta ir de shopping y tienen un closet lleno de ropa que casi no usan, el intercambio buena onda de Verde Permuta es para ustedes. Yo me volví fan, pienso ir a todas las ediciones que pueda y además estoy poniendo mi granito de arena para ayudar a llegar un mundo con mayor consciencia y moda sustentable. Les recomiendo altamente que se unan a la red de intercambio buena onda y se vuelvan, como yo, en permuteros.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Trucos para que tu ropa usada quede como nueva

May 2, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts